domingo, 10 de mayo de 2015

DAR LA VIDA


Dar la vida no es un acto de valentía
pues requiere mucho corazón;
se que la puedo dar por ti
y lo haré con coraje y pasión
porque he entendido
que me debo a tu amistad
y no podría engañar
lo que he visto en ti.

Dar la vida no es un simple acto de hombría
porque requiere más que cromosomas
es necesaria la química del amor
para desafiar gigantes sin temor;
y hoy estoy de pie delante tuyo
firme en la brecha para defender tu honor
y demostrar con mis acciones
que soy escudero de una real princesa.

Dar la vida no es un acto de inteligencia,
es necesario desgarrar el entendimiento y rasgar el temor
pues nunca se sabe cuándo regresas
y cuando das la vida por disfrutar la victoria.

Dar la vida significa que aunque no lo veas
has sido el mejor pues supiste hacer
lo que nadie más lograría por otra persona:
Dar lo mejor de sí para salvar lo mejor de alguien.

Estoy dispuesto si debo dar mi vida por ti
cuando sea el llamado diré  heme Aquí
y la Princesa de mi vida será resguardada
aun bajo el cuerpo inerte de quien te amó.

Mario Asturias Villa
Pasión de Poetas