miércoles, 13 de mayo de 2015

Cuando dejo de verte (El día que deje de verte)


El día que deje de verte
será el día de mi muerte
porque preferiría tenerte
que verte de lejos y perderte;

el juego de palabras no es complejo
solo sigue el rumbo, es un consejo
pues mis labios no se equivocan
hablan emociones que el corazón evoca.

Dame la oportunidad de amarte
y cada día podré ensalsarte
como la mas bella de las doncellas
que danzan al compás de las estrellas

Una mirada me basta para sentirte en mi,
una sonrisa es suficiente para hacerme vivir,
una palabra es mas que toda la literatura
que los sabios escribieron en su locura.

Por eso cada vez que te digo adiós,
lo hago como si fuese el último de todos,
pues el día que deje de saber de ti
será el último día que mi corazón deba latir;
y cuando no puedo verte es como si muriera
hasta la siguiente vez que me buscas mi alma celebra.

Hoy dejé de verte
y me parece una eternidad;
mañana te volveré a ver
y las horas pasarán en un parpadear;
no dejaré de verte, de amarte,
de sentirte y saber que he de tenerte.

Mario Asturias Villa
Pasión de Poetas