miércoles, 29 de abril de 2015

ALGUIEN QUE ME AYUDE A VOLAR



Quebrantada, lastimada y herida
cual ave enfrentándose a una letal tormenta,
y ya sin fuerzas y entregando el último suspiro
me he detenido en la copa de este árbol,
y creo que me ha salvado la vida pues aquí
puedo descansar para continuar mi travesía
hacia mi destino final.

Quisiera volver a mi antiguo nido
y olvidarme que debo seguir volando
pero no puedo, porque aprendí a amar la libertad
y se que a donde voy estaré mejor
libre de la gran ciudad donde vivía agitada,
ensordecida por su ruido y cegada por la luz artificial.

Recuerdo que nací en un pequeño lugar
un pequeño árbol que llamé hogar,
estaba en medio de la gran ciudad hasta ese triste día
donde al darme cuenta alguien lo había derribado,
nadie podía creerlo pues en un instante allí estaba
y al otro segundo había dejado de existir.

Mis otros amigos no quisieron volar junto a mí,
unos se dejaron morir de la tristeza
otros prefirieron vivir bajo los tejados
y yo, no sabía que hacer
fue cuando tomé la decisión de simplemente volar
aunque no tenía rumbo pero solo quería eso,
volar y sentirme libre, despreocupada de todo
pues en mi nido nunca encontré nada que me llenara de alegría,
siempre era lo mismo, soledad y eterna soledad.

Con los días el bullicio de la ciudad terminó y todo fue lindo,
muchos árboles, flores, comida en abundancia,
deliciosos frutos que nunca había probado
me sentí en el paraíso hasta que nuevamente la mano del hombre
tuvo que derrumbar mi felicidad y transformarla en hiel
y decidí seguir mi camino, volar hasta llegar a un nuevo lugar
y mientras volaba me preguntaba a dónde llegar
pero lo único que se es que voy a ese hermoso lugar
donde la brisa es suave y el aroma de la vida
llenen mis pulmones y me sienta libre.

Ahora estoy aquí, bajo una gran tormenta aniquiladora
cansada, sin comida, sin mucha visión, sin hogar...
pero estos minutos me han servido para recuperarme
y esperar a que deje de llover esta lluvia tan extraña
pues siento que me quema los ojos y penetra mis poros
y siento que me ahoga y no me deja respirar,

Pero...que veo! No lo puedo creer.
Pensé que era la única en llegar a este lugar de refugio
y como mis ojos estaban dañados no veía bien
mas no era así!, no estoy sola!
Hola amigos, como están? Me saludan! Espera...
viene un pichoncito hacia mí...hola amigo, como estas?
Que dices? conoces el lugar hacia donde yo voy?
Cómo te enteraste? Otro pajarito te lo dijo?
Estoy esperando que pase la tormenta para continuar.
Que? me quieres acompañar? por qué?
nunca antes alguien se había preocupado de mi?
yo viajo sola!
y no se si me pueda acostumbrar
a que alguien viaje conmigo.
Como? por qué quieres hacerlo?
por qué quieres viajar a mi lado solo porque si?
ahh si, conoces el camino....ya lo escuché.

Sabes que, no estoy segura de continuar,
creo que este árbol me encanta
y quizá haga mi nido allá en aquella rama la ves?
no, no es peligrosa y tampoco queda lejos.
quieres que volemos mañana? pero...la tormenta no termina.
Como sabes que no terminará?
Ya has estado aquí también? ohh ya entiendo,
en este lugar siempre llueve así? que raro.
nunca había estado en un lugar así.
Que le pasó a tus alas? que? por quedarte aquí?
justo en la rama donde yo haría el nido?
pobrecillo...ven, déjame ver que te pasó.
Todo está bien amigo! solo es un pequeño rasguño y
plumas perdidas, nada de que preocuparte.

Mañana volarás? está bien, ve con cuidado.
no, no iré, me quedaré aquí.
que? por qué te quedarás? no es necesario
vuela, sigue tu camino, llega a donde quieres llegar
yo te alcanzaré luego, cuando esté lista.
Te quedarás? me esperarás?
Gracias, por mucho tiempo me resistí a la idea
pero creo que una compañía me vendrá bien,
gracias por quedarte y acompañarme
nunca antes alguien lo había hecho por mí.

Que extraña esta situación, no la puedo concebir
nunca antes imaginaba que alguien se interesara en mí,
mucho menos estar dispuesto a quedarse aquí
con tal de protegerme y cuidarme,
Sin duda es parte de mi nueva vida
tendré que acostumbrarme a él, dice que no me dejará,
que siempre estará a mi lado y eso es justo lo que necesito
alguien que me ayude a volar!


MARIO ASTURIAS VILLA
PASION DE POETAS