domingo, 14 de julio de 2013

Tengo desespero porque ha llovido mucho y mi barca se ha hecho insuficiente, mi corazón desfallece a pesar que los rayos de sol iluminan mi rostro, o es esto o el desdén que me produce el poco coraje que me queda para seguir luchando por mi vida y mi vieja barca.