domingo, 14 de julio de 2013

Manos cálidas





Manos cálidas que me acarician,
que inundan toda mi piel
desnudando sonrisas
y haciendo sudar el alma de placer;

Es tu piel mi fuego
la cama donde sueño
soy atraído y seducido
a tu propio paraíso;

Es tu amor redención
y produces seguridad
en la ternura apasionada
que arrulla mi cabeza;

Amarte,
eso es lo que siempre quise
y hoy estoy seguro que moriré enamorado
del ángel que un día el cielo me envió.