domingo, 14 de julio de 2013

Cómo, no lo sé.



Cómo explicar lo que ha sucedido,
el encuentro casual de dos almas 
que coexistieron juntas en el cosmos
naciendo ambas de un mismo ser?

Cómo expresar sin que exista lugar a dudas
la sensación de bienestar que produces en mi,
cómo dejar de escribir si eres la fuente,
que hace mis letras brotar como agua fresca.

Cómo describir que siento tus dulces besos
simples realidades sobre mis labios,
cómo soltarte de la mano
ahora que por privilegio divino la tengo asida a la mía.

Este sentimiento no tiene explicación
y  es lo de menos encontrarle los ojos a la razón,
pues cuando la caricia de tu alma me tocó
inundó todo lo que tengo llenándolo de ilusión.

Cómo, no lo sé
Pero este sentimiento que existe no se irá jamás,
Sería algo imposible. ¿Cómo?