domingo, 14 de julio de 2013

Deja de llorar niña linda
porque el cielo quiere reflejarse
en la pupila limpia y soñadora
que abre el camino de tu alma,
no te afanes por hoy o mañana
porque con ternura te abrazaré
sin importar el frío o el imponente sol
que quiera apartarme de tu piel,
solo permanece alli sentada
porque quiero inundarte de besos alados
para que aniden en derredor tuyo
y sean tu compañía en cada hora del reloj.