domingo, 14 de julio de 2013

nadie entiende mi alma
me cobijo en el abrazo
que brindan mis manos
y recibo el beso
que el viento trae en mi soledad.