domingo, 14 de julio de 2013

Amo la sombra de tu mirada
en el recuerdo de una tarde como hoy
llena de sol en el corredor del pensamiento
y allí estamos los dos de la mano
entre bruma de verano y suave brisa
que acercan mis labios al sabor
de tu dulce piel perfumada y tersa
como manto celestial.