jueves, 25 de junio de 2015

TE DESNUDÉ


Te desnudé
y mis manos te profanaron,
se alimentaron de tu piel
hasta dejar seca tu fuente,
mis ansias se calmaron
cuando besé tu vientre
pero eso marcó mi muerte,
una que llegó intempestiva
y me arrebató el sol de mañana,
dejándome sin ropa y sin ti.
Te llevé a la gloria
y nos comimos hasta las ansias,
viajamos cada cielo desbordados
en placeres completos muy de dos,
nos desbocamos tanto
que se cansaron los brazos
y el amor quedó en las sábanas
de aquel jardín de paz y margaritas,
donde los sueños fueron verdad
consumados en placer total.
Te amé con todas mis ganas
y viste el nuevo mundo que tenía
en la plenitud de besos y gemidos
que bramaban en las esquinas
de las almas que se arrebataron
hasta quedar dormidas
soñando con un bello despertar
que no será nunca más en tu aura
o en la calidez de un amor ardiente
que se enmudeció aquel día fatal.

Mario Asturias Villa
Pasión De Poetas