lunes, 29 de junio de 2015

DESAMOR


Me duele este desamor
que hunde el océano
dentro de mi pequeña barca,
porque te llevaste todo
y quedé a la deriva
anegado en dolor del alma.
Te llevaste la mirada
que me hacía sonreír
y la esencia de la poesía,
y quedó en su lugar
esta horrible musa
que marca mi suerte.
Y no puedo evitar sentirme mal
como un cordero en matadero
posponiendo lo inevitable,
sin sentir calor en el cuerpo
y viviendo un infeliz tormento
que moja mis letras con sal.
Arden irremediablemente mis venas
al ver el arco iris en las llanuras
mientras perezco en alta mar,
no hay fuerza que me aliente
ni paz que el solaz alimente,
los truenos me asaltan sin cesar!
No hay vida, tampoco muerte
y esta inconsciencia que abruma
pudre todo en alta mar,
no hay brújula o capitán
porque soy pasajero nada más
y quedé solo sin tu amar.
¿Dónde estás que no te veo?
Mejor dicho te veo y no lo creo
prefiero arrancar mis ojos
para dejar de iluminar la risa
que al cabo no me pertenece
pues te la llevaste sin querer.
Mario Asturias Villa
Pasión De Poetas