miércoles, 3 de junio de 2015

PARAÍSO





Hallé un lugar de amor y paz
en el que descansa mi alma,
tras haber visto estrella fugaz
se volvió realidad lo que soñaba,

Y este amor que me das
he convertido en hermoso lugar
de risas y canciones sin final
en el que nos podemos recrear,

Bello jardín en tu vientre tibio
y la cúspide más alta del cielo
donde la aurora boreal admiro
al besar tu esencia y delirio,

Eres tú, incomparablemente tú
el pasaporte a mi ensueño,
un lugar de cristal rojo y azul,
paraíso del que me hiciste dueño.

Mario Asturias Villa
Pasión de Poetas