lunes, 13 de septiembre de 2010

A ti



A ti que me lees
y te enamoras de mis versos,
dedico mi tiempo y mis horas
bebiendo de tus ojos
las más apasionadas miradas
y sin sentirlo sonríes
y sabes que estoy encantado
por tus dedos surcando el cosmos
en dirección a mi.

A ti que enciendes la chispa
con el arte de tus dedos
sobre mi pecho
y me quemas con tus placeres,
me haces brillar con tus destellos
las veredas me haces rondar
en torno a tus deseos
porque cumples los míos.

A ti que ahora estas pensando en mi
y deliras por estar en mis brazos
en la cabaña de la calidez
donde el silencio es interrumpido
por susurros y gemidos
intensamente entrelazados
para hacer una nueva canción
que tú y yo cantamos sin cesar.

A ti, pues pienso que me ves
me piensas y descifras
con el pensamiento
traspasando las millas hacia mi,
a ti, que amas mis letras,
no te enamoro pues ya lo estás
sin seducirte te veo en el lecho
a media luz, con ese atuendo de cristal.

Déjame amarte
como se ama a una rosa,
como se abraza al viento
cuando acaricia tu cabello,
quiero que me pienses
aún cuando no estés aquí,
deseo que me sientas
acariciando tu belleza.

Tan solo pídeme
porque quiero leer tus labios
dime que te ame
que coma tu carne
y me moje con tu rocío
porque eso estoy esperando
y para eso vine
derretido ante tus encantos.

Pensando y sintiendo
me encuentras escribiendo
y por ti suspirando
de tu elixir bebiendo,
me tienes atrapado
en mis letras
en mis andanzas
y en cada uno de estos versos.