viernes, 6 de enero de 2012

Gotas de Sudor



El cielo gotea tu sudor
y me gusta beberlo,
sorber cada gota con pasión
y saciarme de tu esencia terrenal.

Deseo,
pasión desbordada
por alcanzar un placer material...
inmaterial?

Nuestra habitación huele a leña quemada
y nuestra chimenea sigue trabajando,
calentando el lugar de nuestro amor
y aguardando el momento que estemos juntos.

Te duchas...y yo te sigo,
antelándome al encuentro de dos cuerpos
ansiosos de la batalla campal,
de alcanzar el éxito
a través de la satisfacción sexual.

Veo tu figura dibujada bajo el agua
de mágicas gotas transformadas
en pequeñas manos que acarician,
que incitan...que exitan.

Aguardo bajo el umbral,
con mi copa de vino rojo
saboreando su olor, transpirando tu sabor,
cubierto del calor del vino y tu sabor.

Ven, no te vistas aún,
porque te quiero amar una vez más
antes que vuelvas a la rutina,
pues yo sé que te vas.

Dejémos a un lado la ropa
que siempre estorba para nuestro amor,
deseo y amor, pasión y devoción
placer y exitación mientras el cielo
otra vez gotea tu sudor.