viernes, 29 de enero de 2010

Mariposa Herida


Mariposa bella
colorida en tu semblante
todo el mundo te admira
y te observa con sublime cortejo.

Recibiste un don divino al ser creada
aunque el proceso antes del capullo fue otro
y el mundo entero te aborreció
porque no entendió que eras un regalo de Dios.

Cada uno de tus movimientos en el cielo
me parece el vuelo de los ángeles
y las figuras que dibujas en el viento
reflejan un noble corazón.

Llena de libertad estás,
nadie puede capturar para sí lo que eres
pues para eso fuiste diseñada
para volar sin ataduras ni paredes de cristal.

Pero hoy prefieres llorar sin consuelo
y no quieres volar
te sientes lastimada y golpeada
cuando el viento resopla en tu ser con furia mortal.

Negando la virtud te quedaste opaca
y conociendo la luz prefieres la tiniebla
porque te sientes atrapada e insegura
en lo que eras antes del capullo.

Si tan solo recordaras que fuiste diseñada
para ser majestuosa y naturalmente bella
pintada en el cielo por las manos del Creador
como una de sus más importantes obras de arte y amor.

Quizá estés cansada y golpeada por la vida
pero no de muerte y eres libre de volar
y recordarle a quien te observa que aún herida
o recién salida del capullo
naciste para ser hermosa, mariposa herida.