miércoles, 6 de enero de 2010

Prosas de Amor

I

¿Por que sueles fingir

Lo que tu corazón quiere decir?

No te engañes

El corazón todo lo sabe

Es irresistible pensar

Soñar, vivir, sentir y anhelar

Porque precisamente

Eso es vivir.

Siento que te conozco de algún lado

Quizá en nuestra vida anterior

O aún en esa cósmica conexión.

Te parece raro el destino

¿O quieres acomodarlo

Tal y como yo lo hago?

¿Quieres que te dibuje?

Lo haré si me lo pides

Tal y como mi miente te imagina

Y surca cada línea, cada expresión

Cada sensación que le das

A mi ciego corazón.

Me hace falta el sueño

Pero no me importa

Porque mientras estoy despierto

Pienso cada minuto en ti

En cómo hubiese sido

La oportunidad de vivir

En el lugar más hermoso de la tierra:

Solo, junto a ti.

¿Por qué sueles fingir

Tal y como yo lo hago?

¿No sabes que eso nos resta sinceridad?

O quizá estamos negando la indudable realidad

Que nos convirtió en dos gotas de agua

Almas gemelas divididas

Por un pequeño pedazo de tierra

Que comparado con el universo

Nada sería caminar hacia ti.

No puedo evitarlo más

Quiero expresarme con las olas

En tu océano de cristal

Y llevarte a través de un viaje

En un velero de encanto

Y darte sueños y emociones.

Sufro al estar lejos

Pero sufro aún mas cerrar los ojos

Y no saber que estoy lejos

Porque aunque la distancia nos separe

Se que estas conmigo

Y yo…cerca y distante a la vez.

Gracias por recordarme

Que soy de carne y hueso

Que siente, vive y respira

El aroma de tu vida

Que está atado a tu existencia

Y que sin ti mi vida fríamente terminaría.

Dicen que un amigo

Puede convertirse en enemigo

O quizá en la mejor compañía,

No abandones tu sueño de estar aquí

Al lado mío, cerca de mí

Pues estoy seguro que si te marchas

Mis ganas de vivir

Se irán como hojas en otoño

Y solamente servirá para alimentar

La vida de aquellos que aún seguirán en pie.

II

Es una larga espera y no sé si me acostumbraré

A tan solo pensarte, recordarte y a veces soñarte.

No quiero decir que me voy

Porque eso sería negar mi corazón

Prefiero acariciar la hiriente tortura

Al no tenerte y saber que tuyo no soy.

Se siente extraño el aire

Como si se opusiera a ser inspirado por mi ser

¿Será que me hace falta el aire de tu respirar?

Probablemente nunca lo sabremos en verdad

Sin embargo no tomaré lo que no es mío

Prefiero vivir con el regalo que me da la vida.

Me siento como un irónico superman

Queriendo salvar a la Mary Jane de otra historia,

Una en la que no encaja mi aguda soledad

Y que mata la vocación de ser lo que soy

El don juan de un tiempo que no viviré

Y que a través del tiempo olvidarás.

Permanece quieta y te darás cuenta

Que es el corazón tan solo

Quien bombea la caliente sangre a todo tu cuerpo

Pero que con fuerza te dice: Quiero verte vivir

Y que se vale de todo lo demás para ser quien es

Tal y cual yo soy junto a ti, mi corazón.

Extraño pero real

Divina conexión hacia lo inmaterial

Lo que no pesa, pero se siente

Lo que no se oye pero se escucha

Cada palabra, cada pensamiento

Llenando ambas cabezas del mismo contenido.

Tomate tu tiempo y ve a descansar

Que yo visitaré tu sueño y te haré compañía;

Despierta que ya es el tiempo

Para llevarte por la vereda a caminar

Y al final del camino de vuelta nos tocará

Pero sin saber cuándo hemos de regresar.

III

La cruenta espera solo me hace más fuerte

Porque aprendo a no depender de tu sonrisa

Para vivir una vida de felicidad,

Pero juro por mi propia vida

Que la daría completa por un solo minuto

Frente a la mas bella de las rosas del jardín.

Tengo ansiedad pero eso me hace más valiente,

Porque entonces cada batalla se que ganaré

Con el aliento de saber que siempre estarás,

Presta para llenar el vacío de mis letras

De mis versos y mis mejores días.

¿Quien eres en realidad? ¿Un espejismo?

Quiero que seas esa mujer a la cual escribo

Desafiante, atrevida, guerrera

Pero a la vez tierna y dulce.

¿Sabes a que sabe un espejismo?

¡A arena del desierto, a aire que viene y va!

Pero se que no eres un espejismo

Y eres tan real como mis palabras

¿Sabes a que sabe la miel?

Sabe a ti, dulce y atrayente.

No me preguntes si me gusta tu interior

Porque no eres de arena y aire

Eres miel perfectamente envasada en piel

Y por eso mismo muchos quieren de ti

Servirse a la fuerza lo que dulcemente

Fue depositado en ti.

Tengo hambre y quiero probar tu miel

Quizá me endulce eternamente el paladar

¿Quien soy? ¿Me conoces? No lo creo.

Si no sabrías perfectamente

Lo que siento por ti y es algo innegable

Como un polo opuesto o como una rosa sin tallo

Como un barco sin proa o una frase con final feliz,

No lo sé, porque aunque es ilógico

Para mí tiene la lógica más grande

Que yo viva en ti y tú en mí.

¿Que parezco yo? ¿Un irreverente escritor?

¿O un labrador de sueños y sonrisas?

Porque cada vez que siembro, cosecho

Y se que ahora aunque no vea el fruto

Esa sonrisa sobre tu rostro algo me quiere decir

Que estas consciente de quien soy yo.

IV

No quiero mencionar tu nombre,

Porque no me quiero acostumbrar a decirlo,

Ahora sé por qué no lo haces conmigo

Porque eso haría revolución en tu corazón,

¿Pero por qué tu mente lo piensa?

¿Y tus labios lo susurran sigilosamente?

Es algo que está en ti y en mí.

Ríete de lo que digo, porque sé que pasa,

Miénteme con más estilo y llámame amigo,

Cuéntame la historia de tu vida

Y sabré que es igual…¿a qué?

A todo lo demás

Que yo sé de mí.

Tres letras me harán feliz

Y las diré porque sé que te harán feliz

Pero solo en mi mente porque no quiero olvidar

Lo lejos que estoy de que eso se vuelva verdad,

Y ya las dije pero sabes a lo que me refiero

A la intrínseca existencia tuya y mía.

Sintiendo con el mismo corazón

Viviendo el mismo día a la vez.

Uno tras otro, soñando, anhelando, esperando.

Mi corazón late con fuerza por ti

Y aunque pudiera estar cerca

No se si hacerlo, a menos que me lo pidas.

Y a diferencia de tu mente que solo piensa y no habla;

Yo hablo mucho y sigo sin recibir lo que pido.

¿Esa no es diferencia entre los dos?

Justamente pensaba en eso y llego a la conclusión

Que lo mismo que creo yo de ti, tú lo crees en mí.

Sórdida ilusión, no me basta el día de hoy

Mañana también quiero más de esa emoción

Que me hace estar conectado y enlazado

Y cada día más, viviendo el mismo día a la vez

Creyendo que llegaré a alcanzar tu corazón

Y ser el príncipe que matará dragones

Y te llevará a tu anhelo más grande:

Ese castillo de cristal con jardín de rosas rojas.

Sueño de encanto, anhelo de pasión

Días de canción y versos de amor,

Pensamientos que solo te hacen más como yo

Y aunque no digas mi nombre en público

Se que el secreto que guarda tu almohada

Está escrito con el pensamiento que ya conocí.

V

No hay quinto malo, solo sexto final

¿Sabes lo que quiero decir?

Que cuando sabes que el quinto es la antesala al último

Puede que no lo disfrutes como los anteriores,

Pero si sabes que el final solo es el principio de todo

Estarás ansiosa en leer hasta el último de los versos.

No tienes que entenderlo, solo tienes que vivirlo

No tienes que escudriñarlo, solo asimilarlo

Pues así como sabes que el agua es vida

Mis versos traerán la felicidad que tanto anhela tu día

Porque soy tan cristalino y vital

Como el agua que bebes del botellón a cada minuto.

Y pensándolo bien, no hay quinto malo

Porque puedo expresar en un quinto

Un pedacito de mi alma escrita en versos

Y puedo reflejar la ilusión que le das a mi vida,

Y si es tu primer quinto…debe ser especial

Y porque es mi único quinto en tu primera vez

Sé que será especial por el resto de tu vida.

¿Soy acaso yo el quinto? Porque entonces sí sería malo,

Ser el quinto y no poder vivir como tal,

Porque así como no hay quinto malo

No hay esperanza que no tenga recompensa

Y yo esperaría la mía, siendo el quinto o no siéndolo

Pero siento que lo soy y eso me gusta

Porque sé que no hay quinto malo.

Es un juego de trabalenguas, que solo dos lo pueden jugar

Donde ellas se enredan y entrelazan más que en eso,

Y se comparten la expresión de la emoción,

La alegría de saber que coexisten y dependen.

Pero siempre me hago la pregunta..

¿Qué hacen esas lenguas?

Conozco mis límites y mi razón

Pero no me importa, estoy sobreponiéndome

A ser más que simplemente el quinto

A vivir detrás de un orden numérico

Para no afectar la razón

Pero debo terminar pues se acerca el sexto,

El fin o el principio….tú decides.

VI

Se que con temor se llega al sexto,

Pero muchas personas prefieren gozar de él

Porque han llegado hasta el límite de amar lo que representa

Mas no lo que verdaderamente es,

Tan solo un paso más en la escala de valores,

Un número que solo tiene sentido al finalizar.

Puede que este sea el final, porque no me quiero precipitar,

Se que has sentido y vivido mis palabras,

Y eso te asusta pero también…te gusta.

Alimenta tu corazón de tal manera

Que no necesitas pan o agua para seguir viviendo,

Solo dependes de uno más de mis pensamientos.

No soy el fin, solo el medio

No soy lo que esperas, pero si una utopía,

Como dicen por ahí, que no sea Platón quien intervenga

En un lugar donde no lo llamaron

Porque en este sexto solo veo dos personas y no tres.

¿Es el juego de palabras? ¿o la prosa?

¿Qué te ha puesto a pensar?

¿Quieres una señal de tránsito para decirme algo?

¿Será un alto? ¿O un: usted lleva la vía?

Es interesante porque vemos lo que queremos ver

Y no dejamos que el agua siga su curso.

Te parece locura que hable de esto en el sexto

Pero para ser honesto no veo el momento de terminarlo

Porque podría ser el principio del fin,

O el fin del principio.

Eso no es lo mío, saber lo que espera al final del camino

Pues he aprendido a vivir un día a la vez.

¿Te interesan mis versos, o lo que ellos representan

Te interesa el sexto, porque es el principio o el final?

¿O porque solo será uno mas en la escala posicional?

He escuchado que la ceguera es relativa y no absoluta,

Porque hay gente que quiere ver lo que le conviene

Y en lo que debe fijarse lo pasa desapercibido.

¿Si hubo un quinto malo, el sexto lo arregló?

¿Si hubo un sexto final, habrá un nuevo comienzo?

O nuevamente la vida nos dará sorpresas.

¿Será el sexto una nueva clase de droga

Para alucinar un séptimo mejor?

Eso será un misterio hasta conocer el final

No hay final si nunca hubo principio.

¿Pero después del final habrá un nuevo principio?

Solo el tiempo y un pedazo de papel lo decidirán;

Aunque hay comienzos que son espontáneos,

Como cuando un rayo hace avivar el fuego…

¿Cuando rayos nos cayó el rayo?

VII

¿Qué me estará pasando?

¿Será que estoy alucinando?

O estamos en una nueva forma de comenzar,

Siendo más honestos, más despiertos y mas vivos.

Yo no creo en los cuentos de la evolución

Porque entonces tendría que decir

Que un sexto evolucionó en séptimo

Y eso nunca sucedió.

Si este es un nuevo comienzo,

Que todos se enteren lo que sucedió

Y no que digan por allí, nunca me enteré

Que existió algo antes de lo que ahora veo,

Porque si te interesa una clase de filosofía

La universidad está llena de locos sueltos

Creyendo en una real evolución

Que ni siquiera alcanza a sus neuronas.

Te hablo a ti, como un loco

Queriendo actuar como un total cuerdo

Te escribo sin saber escribir

Te expreso mis ideas sin querer que las conozcas

Pero de que me sirve esconder algo que ya sabes

O puedas imaginar de mí.

Total, ya me acostumbré a ser lo que soy

Pero para ti soy un nuevo comienzo

Y eso es importante,

Porque aunque no exista evolución

Un nuevo comienzo trae consigo

La alegría de una nueva existencia.

VIII

Creo que me faltan palabras para este verso

Porque no hay ninguna que pueda completar

Cada idea tal cual es

Porque ahora entiendo que eres todo en mi,

Más que un sueño y una realidad

Aunque sigues siendo una utopía.

Incomprensible realidad vivo junto a ti,

Pues te tengo y a la vez no te conozco

Y eso me da la oportunidad de cada día

Poder preparar mi mejor canción

Para el día que te tenga entre mis brazos

Amada de mi corazón.

La pasión vuelve a nacer

Tras la tormenta,

Y los deseos de vivir

Tras el desespero de la muerte,

Y se que junto a ti

Aunque suceda cualquier cosa estaré junto a ti.

Soy tu escudero

Y mi pecho es tu armadura

El tiempo redimió mis versos

Y este octavo es el final de mi prosa

Pero de ninguna manera

Cesaré de susurrarte al oído lo que siento por ti.