martes, 15 de diciembre de 2015

INEVITABLE PARTIDA


Y te alejaste de todos modos
En esta inevitable partida
Pues ¿Quién atrapa el viento
Que corre ligero por la pradera?
Era tu angustioso deseo
Primero como un gran estruendo
Y luego tortuosa quietud y silencio
Pero el resultado es igual.
Te fuiste lejos del calor de este hogar
Para anidar en la cornisa de otro tejado
Y beber de la lluvia que moja la hierba
Cuando llora el cielo al verte así.
Mas como el deseo del corazón no hay,
A veces rebelde, otras incauto y soñador,
Hiriente o autoflagelado y en estupor
Pero libre para escoger nuevos caminos.
Decidiste correr y no caminar,
Comenzar por el final y no afrontar
El amor con sus espinas y abrojos
Y hoy existes sin este amor primaveral.
Mario Asturias Villa
Pasión de Poetas
Noviembre 11, 2015