lunes, 30 de agosto de 2010

Mil sonrisas, un cuaderno y una ventana



Se que estás llorando
Y me duele no poder evitar
Que tu corazón empequeñezca
Con cada lágrima vertida,

Y es que a veces duele el corazón
Cuando se va la magia y el amor,
Es una desgarrada sensación
Que roba de tu alma el calor,

¿Pero quién te dijo
Que amar era algo fácil?
Muchos mueren por amor
Y otros por nunca haber amado.

Se fue el palpitar
Y no hay pulso
El aliento se alejó de tu nariz
Y tus labios secos claman silenciosos.

¿Qué puedo hacer?
Solo me queda escribir
Y que cada letra que brota del alma
Pueda el dolor mitigar.

Quisiera comprarte mil sonrisas
Un cuaderno y una ventana,
Para verte reír,
Que puedas escribir
y puedas contemplar lo que te espera
cuando termine tu eterna agonía.