lunes, 12 de octubre de 2015

UN SUEÑO EN LA SOLEDAD

Nadie me ve, 
nadie me escucha
en esta fantasía rebelde
que decidí alimentar,

No tengo puerto
mucho menos brújula
estoy yo y mi personalidad
en un viaje que no escogí;

He sido dañado por la brisa
que tanto amo y anhelo
y aún en medio de la bruma
la luz divina me ha guiado;

Pero qué hacer si no estoy
si existo en esta realidad
de la que quiero escapar
y estoy preso en ella a conveniencia;

Me ahogan las letras
cual olas violentas
y me gusta estar de pie frente a ellas
desafiándolas hasta la muerte;

Amo esta aventura
aún sin ser nadie
quisiera que alguien me dijera
porque yo solo se que no tengo nada;

Vivir, respirar, comer, dormir,
qué más?
Sueños rotos, nuevos desafíos
y soy infeliz en esta tormenta hermosa.

Hoy solo quiero alguien
que me explique la existencia
pues no se si estoy viviendo
o solo es un sueño en la soledad.