miércoles, 26 de marzo de 2014

Te extraño

Te extraño y no se por qué, Cómo sucedió que mi alma buscara tu refugio Y por la noche el calor de tu cuerpo me haga falta; Es extraño pero necesito tu aliento, Dejarme amordazar por tus caricias Y alimentarme de tu dulce y coqueta mirada; Siento no acostumbrarme a la cruel distancia, Al silencio que envuelve mi pensamiento porque tú no estás, Al alboroto que provoca tu amor en mi calma; Te necesito en mi piel, En mis días y noches, En cada sueño y pensamiento, en el deseo de tenerte; Te extraño tanto y no se por qué, Será que te has apropiado de este sentimiento Que a cada instante traza Pinceladas de colorido amor En el lienzo de una historia jamás contada.