martes, 8 de febrero de 2011

DULCE FRESCURA




Dulce frescura es tu aroma,
aroma natural,
que me inquietó
que me sedujo,
que acostumbró al cerebro
a hilvanar ideas
que se activaron
al tú entrar por mi nariz;
Caminaste junto a mi
y los velos de tu cuerpo
atraparon mis sentidos
quedando atrapado
en un sin fin de sentires
con el simple aliento
que tus labios,
bellos labios
me ofrecieron
al danzar del viento.
Mojaste mis ideas
con tus gotas de ternura,
humedeciste cada poro
con tu esencia,
con la mirada
que se ahogó en mis retinas,
acercaste a mi tus manos
que comparé
a pequeñas aves danzarinas
que volaban jubilosas
y agitando mi corazón.
Eres tú
y no mi imaginación
la que me devolvió la vida
y que dio nuevo aliento
a mi apagado corazón
sentí nacer...
quise correr
hacia ti,
parecía volar
y en el aire
vueltas sin fin dar,
y al eso suceder
solo podía cerrar mis ojos
y sentir tu respirar
muy cerca de mi
de la poesía
que tú acompañabas cada día
con una matinal y dulce frescura.